About Us

No hace falta ser de otro planeta para saber lo especiales que son los seres que tienen los ojos de diferente color. A Elvis no le gusta cuando lo llaman heterocromía. Elvis es así.

Lo conocí cuando llegó por sorpresa a mi casa pero parece que ha estado ahí desde siempre. Da igual lo que diga o haga, nunca me ha juzgado. No importa lo mal que le haya ido el día en el trabajo, siempre tiene una sonrisa para mí. Él, que es el que más destaca entre todos los seres especiales, siempre me ha hecho sentir que el especial soy yo.

Su madre fue siempre muy buena con él. Vivían en una casa de campo muy grande. Un día los dueños se mudaron pero no podían llevarse a todos los perritos con ellos, así que dejaron a Elvis al cuidado de los nuevos inquilinos. El nuevo dueño -que tampoco era muy bueno- decidió que no quería hacerse cargo de Elvis y lo llevó a una protectora de animales.

En la protectora Elvis hizo muchos amigos pero al ser tan pequeño siempre se metían con él. Varias familias lo intentaron adoptar pero nunca se adaptaba, así que dieron por imposible esta tarea y dejaron que disfrutara con la compañía de los otros.

Marià colaboraba en esta protectora. Cierto día fue a elegir a un perro para regalarle a su hermana y sus ojos se encontraron con los de Elvis. Era él. Cuando lo vio y se fijó en sus ojos de diferente color sabía que sería especial.

En la protectora le advirtieron sobre su historia y sus problemas para adaptarse en un nuevo hogar pero desde el primer día se convirtió en otra historia de amistad y amor que los humanos ni siquiera podemos entender.

SIR ELVIS BRAND ha nacido para reivindicar a todos los ELVIS del mundo. No es una mascota, es un hermano.

SIR ELVIS HAS MADE HIMSELF